Servicios con garantía de calidad, seas o no cliente MAPFRE
  1. Inicio
  2. Blog
  3. Categorías
  4. Articulos sobre Cerrajería
  5. ¿Cómo abrir una puerta sin llave o con llave dentro?
Contamos con los mejores expertos en Cerrajería
Solicita tu presupuesto gratis y sin ningún tipo de compromiso. Multimap ofrece todas las garantías del grupo MAPFRE
Solicita presupuesto

X
Contamos con los mejores expertos en Cerrajería
Solicita tu presupuesto gratis y sin ningún tipo de compromiso. Multimap ofrece todas las garantías del grupo MAPFRE
Solicita presupuesto

¿Cómo abrir una puerta sin llave o con llave dentro?

Cerrajería
29 de abril de 2022
Manos abriendo una puerta sin llave con una ganzúa

Algunas veces puede ocurrir que, por prisas, descuido o cualquier otro motivo, cerramos la puerta de la casa dejando las lleves dentro. En cuanto nos damos cuenta del error, vienen los nervios, las prisas y las dudas sobre qué hacer en un momento así.

Si eres una persona mañosa y estás segura de lo que tienes que hacer, puedes intentar abrirla tú mismo antes de llamar al cerrajero.

Existen varios métodos, unos más y otros menos dañinos, para abrir una puerta sin llaves. En cualquier caso, todo depende del tipo de cerradura. Si son antiguas, se pueden abrir más fácilmente que las modernas, que están dotadas de sistemas más seguros contra la apertura.



Cómo abrir una puerta que se ha cerrado con la llave puesta



Puerta con la llave puesta por dentro

En este caso, hay que sacarla. Para ello, se utilizan unas llaves llamadas bumping (caracterizadas por no tener muescas) que están especialmente diseñadas para abrir puertas bloqueadas.

Los pasos a seguir son los siguientes:

  • Compra una llave bumping que encaje perfectamente en la cerradura para no dañar sus cilindros.
  • Introduce la llave en la cerradura y dale unos golpes secos y suaves con un martillo hasta que logres sacar la llave que está puesta por el otro lado. El giro de la llave se liberará y la puerta se podrá abrir.

La utilización de llaves bumping requiere de habilidad y experiencia. Además, es preciso que la cerradura que pretendemos abrir no tenga sistema antibumping ya que, en este caso, resultaría mucho más complejo, y en ocasiones, inviable el poder abrirla con este método.



Cómo abrir una puerta sin llave



Cerradura de una puerta sin llave

Existen varias técnicas sencillas para abrir una puerta cuando la hemos cerrado por despiste y las llaves se han quedado dentro de la casa. En estos casos, la puerta solo está cerrada con el resbalón o pestillo, que es un mecanismo que tiene la cerradura para dejar la puerta cerrada de portazo, sin llave.


Con una botella, radiografía, o tarjeta de plástico

Uno de los trucos más usados es utilizar una botella de plástico convenientemente manipulada. Sigue estos pasos:

  • Recorta un trozo rectangular de una sección de la botella que sea lo más lisa posible, de tamaño similar al de una tarjeta de crédito.
  • Introduce el trozo de plástico a la altura del resbalón o pestillo de la puerta.
  • Aprieta un poco el plástico hacia dentro, contra el resbalón.
  • La presión ejercida sobre el resbalón hará que éste ceda y se encastre dentro de la cerradura dejando liberada la puerta que podrá abrirse fácilmente empujándola.

Para que el trozo de plástico penetre mejor, puedes untarlo superficialmente con un poco de agua jabonosa.

Con esta misma técnica se puede utilizar también una radiografía, una tarjeta comercial o cualquier hoja de plástico que tenga una consistencia similar. No es conveniente utilizar tarjetas bancarias ni DNI porque pueden partirse o inutilizarse durante las maniobras de apertura.



Cómo abrir una puerta que se ha cerrado echando la llave



Mano cerrando una puerta con llave

Existe otra situación que se produce cuando la puerta se ha cerrado con llave y esta se ha extraviado, la han robado, o ha desaparecido por cualquier otro motivo.

En este caso, no queda más remedio que destrozar la cerradura utilizando un taladro de broca fina con el que se van perforando los pines y contra-pines del bombillo, desbloqueando la cerradura y abriendo con un simple destornillador.

Si has realizado bien la maniobra, solamente tendrás que sustituir el bombillo y tal vez el escudo protector, con lo que el gasto no será excesivo.



Dificultades

Al realizar este tipo de técnicas, podemos encontrarnos con algunas dificultades bien por nuestra propia impericia y falta de habilidad, bien porque en algunos casos el muelle del resbalón esté muy duro o porque la puerta esté algo caída o sin holgura y, tras muchos intentos, no logremos abrirla.

En estos casos, lo mejor es avisar a un cerrajero de urgencia. Estos profesionales conocen bien las técnicas para abrir puertas en muy poco tiempo y sin causar daños ni a la cerradura ni a la puerta.

¿Te ayudamos?

Abre un nuevo servicio o consulta el estado de un expediente ya abierto

Abrir WhatsApp ahora